El papel del juego en el desarrollo del niño

El papel del juego en el desarrollo del niño

jugar

Se acercan las navidades y con ellas la compra de regalos para nuestros hijos, sobrinos, nietos, etc. En este post y en el siguiente queremos invitaros a reflexionar sobre el juego y sobre qué juguetes serán mejores para su desarrollo.

El juego hace referencia a un conjunto amplio y heterogéneo de conductas. Sus características son:

  • Es gratificante y motivador por sí mismo. Es divertido y resulta placentero, ya que a través de él se pueden satisfacer necesidades que en la realidad no pueden ser satisfechas porque las acciones que implican desbordan la capacidad operativa del niño. A partir de él el niño consigue aprender y adaptarse al medio.
  • El juego tiene una función adaptativa, a partir de él el niño consigue aprender y adaptarse al medio.
  • El juego espontáneo es libre, surge espontáneamente del mundo  interno del niño.
  • El niño que juega es activo, centra toda su atención en lo que está realizando y  se siente agente de los cambios que produce.
  • El niño distingue la realidad del juego, es consciente de que está jugando.
  • El juego no tiene una finalidad extrínseca, ni la atención ni el esfuerzo que se ponen en él están destinados a conseguir objetivos externos.
  • El juego es una actividad que sólo cabe definir desde el propio organismo inmerso en ella. Es un modo de interactuar con la realidad que viene determinado por los factores internos de quien juega y no de la realidad externa.

Desde el punto de vista psicológico el juego es un factor imprescindible en el desarrollo infantil. Es una fuente de aprendizaje. El niño observa los comportamientos de los demás  viendo lo que precede y sigue a sus actos, luego los reproduce y aprende a través del juego. Lo mismo ocurre con los objetos del medio que rodea a los niños, los inspeccionan y a través del juego tratan de ver qué hacer con ellos y así van conociendo su utilidad. El juego permite ejercitar, de un modo relativamente seguro y con un gasto mínimo de energía psíquica, nuevos  comportamientos. Los niños a través del juego aprenden a relacionarse con los demás. El juego produce en los niños gran capacidad para adaptarse a circunstancias cambiantes.

Diversas investigaciones demuestran que los niños que no juegan son menos competentes en la resolución de los problemas que les presenta el medio y se adaptan peor tanto al medio físico como al social.

El juego infantil va cambiando a medida que los niños se van desarrollando. Cada vez serán capaces de realizar conductas más y más complejas. Los cambios en las formas de juego reflejan la adquisición de nuevas capacidades, por tanto, si el juego no evoluciona, nos podrá estar indicando problemas en el desarrollo del niño.

Juana Duffill Gavito

About Crecer Sano y Feliz

Marta Gavito del Campo Psicóloga Clínica
Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to El papel del juego en el desarrollo del niño

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply