Qué es y qué no es la Crianza centrada en el apego

crianza centrada en el apego

En este post seguiremos abordando el tema de cómo lograr tener un apego seguro con nuestros hijos, nos referiremos a la Crianza centrada en el apego, aclararemos qué es y qué no es la Crianza centrada en el apego.

En el artículo de la semana pasada hablamos de John Bowlby, la Teoría del apego y de las las características que debe tener la figura de apego para favorecen que se constituya un apego seguro con el niño. Más recientemente William Sears y Martha Sears han desarrollado una adaptación de la Teoría del Apego, la Crianza centrada en el  Apego* que definen como:

“Abrir la mente y el corazón a las necesidades del bebé y dejar que el conocimiento del bebé te guíe en la toma de  decisiones  acerca de lo que es mejor para ambos, poder interpretar las señales del bebé y poder responder  apropiadamente a ellas”

Sugieren algunas herramientas prácticas que aconsejan para lograr este tipo de crianza:

Vinculación temprana,  lactancia, contacto físico y uso de portabebés,  colecho,  creer en la importancia del llanto del bebé, equilibrio y límites, etc. Ya profundizamos en este enfoque  en el  post titulado ¿Qué es la crianza centrada en el Apego?.

Es importante aclarar que estas herramientas pueden ayudar, pero no necesariamente garantizan que el niño tenga un apego seguro. Los  padres que por diversas razones no puedan o decidan no usar  algunas de las herramientas prácticas que aconsejan William y Martha Sears  también pueden tener un apego seguro con sus hijos. En realidad, lo único que puede garantizar que el niño tenga un apego seguro es la calidad del vínculo, lo que se juega en la sutileza de las interacciones entre el niño  y sus figuras de apego. Por eso son tan importantes  las “Condiciones que debe reunir la figura de apego” que describíamos en el post de la semana pasada.

William y Marta Sears aclaran que la Crianza centrada en el apego no es:

  • La Crianza centrada en el  apego no es  una nueva moda, ni un estilo nuevo de crianza. Por el contrario es la forma más antigua de cuidar bebés que se ha utilizado desde hace siglos.
  • La Crianza centrada en el apego no es una crianza permisiva ni indulgente. Satisfacer las necesidades físicas y emocionales genuinas de un bebé no es dejarse manipular por él. Se trata de responder adecuadamente a las necesidades del bebé sabiendo en qué momento decir “si” y en qué momento decir “no”. Muchos padres deseosos de satisfacer las necesidades de su hijo con la mejor buena voluntad se confunden y quieren darles todo lo que sus hijos desean, esto es un error. La crianza centrada en el apego no es malcriar, sino estar bien conectado, ser sensible a las necesidades del bebé y darles una respuesta adecuada.  La crianza centrada en el apego es lograr un equilibrio, estar atento y detectar las señales del bebé, respondiendo a ellas adecuadamente, pero sin ser permisivo ni indulgente.
  • La crianza centrada en el apego no es prolongar la dependencia de los hijos: Los padres posesivos por ejemplo, fomentan la dependencia en  sus hijos, lo que no permite el desarrollo adecuado de su autonomía. Un  ejemplo de respuesta inadecuada sería responder al llanto de un bebé de 7 meses de la misma forma que se responde al llanto de un bebé de 7 días. Si un bebé de 7 meses llora porque quiere que lo cojan en brazos, una madre que conozca bien a su bebé y esté bien conectada, si está ocupada, con toda tranquilidad puede transmitirle que en este momento no puede, pero que está todo bien ya que  él va a ser capaz de tolerar esta pequeña frustración. 

*Aunque el término inglés Attachment parenting ha sido traducido en España como Crianza con apego, prefiero utilizar el término Crianza centrada en el apego ya que considero que no existe ningún tipo de crianza en la que el apego no esté presente.

Marta Gavito del Campo

 

About Crecer Sano y Feliz

Marta Gavito del Campo Psicóloga Clínica
Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply